Ideas para decorar palés

Ahora que ya has hecho varios muebles con palés reciclados y has visto lo bien que quedan, ha llegado el momento de que subas al siguiente nivel, que es customizar tus muebles de una forma personal para conseguir un acabado que encaje a la perfección con la idea y el espíritu de tu vivienda.

Aquí tienes algunas opciones con las que crear un mobiliario con una identidad propia que será la envidia de cualquier tienda de muebles.

Pintar los palés

La mejor opción que tienes para decorar tus palés es pintarlos. El resultado suele ser satisfactorio, es más, es garantía de éxito, a menos que escojas el color que no le va. Los colores que potencien el tono a madera y el color blanco suelen encajar bien en casi todos los entornos. De todas formas, analiza bien la habitación en la que se encuentra el palé y piensa cuál puede ser el mejor color para ese lugar. Las posibilidades son prácticamente infinitas. En un interior puede funcionar muy bien el blanco, pero, por ejemplo, si el palé está colocado en el exterior sobre una pared blanca, el color azul oscuro –para conseguir el toque mediterráneo, típico de las islas griegas- será una opción ganadora.

Lo bueno de pintar tus palés es que es una forma de decorarlos que combina a la perfección con el resto de tipos de decoración, así que atrévete a coger la brocha y darle un punto de color a tus muebles hechos con palés.

A la hora de pintar los palés de tu casa tienes la opción de darle un baño de color a las piezas o de hacer algo concreto con ellas, como si con las maderas hicieses unos letreros vistosos y aparentes.

Para pintar los palés debes tener en cuenta qué tipo de mueble has diseñado y, sobre todo, en qué lugar de la casa está, cómo es la decoración de esa estancia y cómo son los muebles que hay alrededor, de manera que puedas crear un conjunto armónico, que no chirríe a la vista. Evidentemente, no existe una fórmula mágica que te permita saber cómo combinar el mobiliario y su distribución; ayuda el hecho de entrenar el ojo, consultar muchas revistas de decoración, fijarse bien en cómo cada persona acomoda su vivienda, cómo utilizan los diferentes elementos y cómo los combinan entre sí.

Para pintar, puedes utilizar diferentes tipos de pinturas, pero en www.ilovepalets.com te recomendamos que utilices, por ejemplo, la pintura a la tiza que tiene un buen acabado y los resultados son estupendos. No olvides de aplicar una capa base antes de pintar de manera definitiva el palé.

Hacer grabados

De todas las opciones, es la que entraña una mayor dificultad técnica, además obliga a disponer de las herramientas específicas para poder realizarlo, así que es más que probable que no te decantes por realizar un grabado en tus palés.

Cuando el grabado está bien ejecutado el resultado final es muy vistoso y suele ofrecer un toque elegante y de distinción.

Si no tienes ni las herramientas ni la habilidad para hacer el grabado, puedes encargar que te lo hagan, pero, como es lógico, se trata de una alternativa mucho más cara.

Usar fotografías

Otra de las mejores formas para conseguir unos palés atractivos es utilizar fotografías para adornarlos. Puedes colgar varias fotografías para obtener un acabado lleno de recuerdos o puedes optar por acudir a una página como la web de Hoffman donde conseguirás imágenes impresas en objetos como unos lienzos de madera con los que decorar tus palés.

Hacer maceteros

Las plantas son elementos que le dan mucha vida y color a una vivienda. Como ya sabrás, puedes utilizar los palés para colocar macetas y crear una «pared verde», ya sea con pequeñas macetas o colocando enredaderas. Está claro que las plantas sirven, por sí mismas, para decorar los palés, pero, además, también puedes combinar el uso de las plantas con cualquier otra forma de decorar los palés.

Tapizar

Una alternativa que queda muy bien y que no resulta difícil es la de tapizar los palés con trozos de tela. Ya dependerá de tu gusto personal, si utilizas la misma tela para toda la pieza o si le añades un toque mucho más atrevido y usas diferentes tejidos, algo que entraña ciertos riesgos.

También deberás decidir si utilizas telas lisas o estampadas. Ten en cuenta que las telas estampadas tienen el peligro de que pueden ser «demasiado» para el espacio en el que vas a colocar el palé; sin embargo, un buen estampado, es decir, el estampado adecuado para el espacio adecuado, puede componer espacios que dejarán a todos con la boca abierta. Un claro ejemplo del buen uso de los estampados son las decoraciones orientales.

Para tapizar los palés solo necesitarás las telas que vayas a utilizar y una pistola de grapas con la que fijarás los tejidos con facilidad. Asegúrate de estirar bien la tela antes de fijar con la grapadora para evitar que se formen arrugas; busca el mejor acabado y disfruta de unos palés increíbles.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.